Tipos de encuadernación de libros y catálogos

Impresión y encuadernación de libros

Hoy en día existen múltiples formas de encuadernar, desde el sencillo espiral, el wire-o o el engomado a técnicas más sofisticadas como el fresado o el cosido a hilo. Ponemos a tu disposición servicio de encuadernación de alta calidad para imprimir libros y publicaciones importantes. Las encuadernaciones con tapa blanda o tapa dura cosida garantizan un excelente resultado en términos de resistencia y facilidad de uso.

Hace que sea imprescindible un buen asesoramiento. Es fundamental encontrar la mejor forma de encuadernación. Será la que mejor se adapte a las características de nuestro proyecto para conseguir un resultado óptimo.

El proceso denominado encuadernación corresponde a la acción de fijar, pegar o coser un conjunto de pliegos de papel u hojas. Esto se realiza con la finalidad de posteriormente presentar el conjunto de hojas o pliegos de papel de manera ordenada, resistente y de mayor utilidad.

Este proceso se realiza principalmente en libros, revistas o catálogos. No obstante, hoy en día existen diversas formas de encuadernar un conjunto de hojas o pliegos de papel, gracias a esto se presentan encuadernaciones en formas decorativas. En otras palabras, los tipos de encuadernación pueden variar dependiendo al uso que se desee dar al libro, catalogo, revista, entre otros.

La encuadernación ideal

Las finalidades pueden variar, desde el punto de necesitar una encuadernación rápida y sencilla, hasta las encuadernaciones con diseños y colores variados, esto con la finalidad principal de transmitir mejor imagen.

Para encuadernar un libro, catalogo, revista, cuaderno, entre otros, es necesario tener en cuenta la finalidad que se le dará posteriormente. Una vez se tenga en cuenta la finalidad se debe proceder a seleccionar los materiales adecuados para el tipo de encuadernación.

Las cubiertas son la cara más visible, por lo que debemos centrar la atención en conseguir el mejor resultado. Para ello, podemos utilizar diferentes soportes y grosores o añadir múltiples acabados, como hacer tapas rígidas, plastificados, reservas UVI 2D o 3D, stamping, etc.

Es fundamental saber el número de páginas que encuadernaremos. Este paso, es sin duda el más importante. Cada técnica de encuadernación es idónea para un escalado de páginas diferente.

encuadernacion-grapada

Encuadernación grapada

Este tipo de encuadernación consiste en el doblado de los pliegos de papel a la mitad formando un único cuadernillo, en forma de díptico, que se grapa en el centro del pliegue (a caballete) con una o dos grapas (en función del tamaño de la publicación). Las grapas empleadas también varían en función al tamaño. Este tipo de encuadernación es muy utilizado en revistas, comics, manuales y catálogos, este método es el más sencillo y económico existente.

Se pueden grapar un número de páginas que varía en función del tipo de papel. Lo más común es tener entre 8 y 36 páginas (2 y 9 hojas grapadas). De forma excepcional se pueden realizar catálogos grapados de 48, 64 páginas o incluso más.

encuadernacion-en-tapa-dura

Encuadernación en tapa dura

Denominada encuadernación en cartoné. Este sistema de encuadernación es considerado el más costoso, ya que otorga mayor solidez, resistencia y apariencia al libro. Los libros en tapa dura se componen de la tapa de cartón, las guardas (que es un díptico de papel que une la tapa al contenido) y la tripa del libro o taco que son las páginas interiores cosidas o encoladas.

El conjunto de hojas o pliegos de papel que conforman la tripa del libro se cubren con una tapa de cartón rígido de 2 o 3 mm de grosor. Este cartón se forra con un papel o una tela sobre la que se puede imprimir, estampar o grabar el título y el diseño de la cubierta. Así mismo se puede crear una imagen o dibujo decorativo y colocarlo en dicha cubierta.

Es el sistema más costoso, porque el proceso de manipulación implica más etapas, mayor complejidad y utiliza un mayor número de materiales.

Las ediciones más económicas suelen utilizar papeles impresos en color para recubrir el cartón de la cubierta. En las ediciones de lujo, los libros pueden ir forrados en tela o en piel (natural o sintética) y se decoran con grabados, dorados, refuerzos, etc. 

encuadernacion-en-wire-o-y-espiral

Encuadernación en wire-o y espiral

Consiste en la apertura de múltiples agujeros en el lomo del libro, por donde luego pasara una espiral de aluminio o plástico, el cual sujetará las hojas o pliegos de manera que su apertura y cierre sea eficiente en gran medida.

Se suele utilizar un sistema industrial de doble espiral que resulta más económico y sencillo de colocar, se le conoce con el nombre de wire-o.

La tapa de las publicaciones encuadernadas en espiral puede ser de cartón forrado en papel o de cartulina, para que la publicación tenga mayor consistencia.

Es un tipo de encuadernación muy útil para catálogos de productos,  libretas y manuales de trabajo que necesitan que se mantengan abiertos encima de una mesa. Se trata de un sistema muy práctico aunque es menos estético que otras formas de encuadernación.

encuadernacion-rustica-cosida

Encuadernación rústica cosida

La encuadernación rústica cosida es la mejor opción si lo que deseas es darle un toque distinguido a tu libro y diferenciarte del resto.

Esta encuadernación es recomendable para publicaciones de uso frecuente, la encuadernación cosida hará que estén en perfecto estado durante mucho tiempo. Se la denomina tapa rústica o encuadernación perfecta (perfect binding).  Consiste en una cubierta de papel grueso, que abarca desde la portada hasta la contraportada (pasando por el lomo). Esta cubierta es pegada con cola a un conjunto de cuadernillos, generalmente de 16 hojas cada cuadernillo. Estos cuadernillos son cosidos con hilo vegetal. El material de la cubierta generalmente es de cartulina con alto gramaje, no obstante, existen distintos materiales que pueden ser usados.

¿Por qué elegir la encuadernación cosida?

La encuadernación rústica cosida tiene muchas ventajas por lo que es uno de los métodos tradicionales de encuadernación más utilizados a la hora de imprimir libros y publicaciones.

  • Toque de distinción: Con la encuadernación rústica, podrás obtener ese toque especial tan difícil de conseguir y diferenciarte del resto.
  • Mayor flexibilidad y calidad: tu producto contará con una calidad y flexibilidad extra en comparación con otros métodos de encuadernación, al estar cosido con hilo, no como en la encuadernación grapada o la encuadernación con espiral metálica.
  • Mayor durabilidad y resistencia: Es el tipo de encuadernación idóneo para que tus publicaciones resistan mucho más tiempo como nuevos.

La encuadernación rústica es más económica que la tapa dura y se empezó a usar mucho a principios del siglo XX. En este momento los avances técnicos permitieron aumentar las tiradas de los libros. A su vez se pudo abaratar considerablemente costes. En este periodo empezaron a aparecer las primeras ediciones de bolsillo. En este momento se empezó a facilitar el acceso a los libros y la cultura.

encuadernacion-rustica-fresada

Encuadernación rústica fresada

La encuadernación rústica fresada es muy similar a la rústica cosida, esto por la razón que ambas consisten en el método de pegar las hojas a una cartulina gruesa (u otro material). Sin embargo, en la encuadernación fresada no se realizan cuadernillos, simplemente se pegan todas y cada una de las hojas al lomo del libro. El encuadernado rústico es una buenísima opción tanto para publicaciones de empresa, como literarias o de información general. Da un toque especial a cualquier publicación, haciendo que resulte distinguida y constituya una muestra de la calidad del contenido de la misma. Este tipo de encuadernación es muy utilizada en libros impresos. 

Tipos de papel para imprimir catálogos

El papel más usado para imprimir catálogos es el estucado mate. Este tipo de papel tiene un acabado satinado. El color se imprime con gran calidad. Su característica principal es que no provoca brillos que dificultan la visión de las fotos o la lectura. También se puede imprimir en estucado brillo para resaltar las imágenes. Todo depende del público al que va dirigido.

Es tendencia el uso de papeles offset  para imprimir catálogos de moda, muebles, etc. ya que tiene un tacto muy natural. Otra opción es el papel reciclado. Es un papel que transmite una imagen de ecología y modernidad. Se emplea mucho en catálogos de productos ecológicos.

En la cubierta se debe emplear un papel más grueso siempre alrededor de 300 gr. y además se debe plastificar para proteger el contenido. Hay que tener en cuenta que un catálogo se va a utilizar mucho y no olvidemos que es la imagen de nuestro cliente. Por eso, todos los detalles de su producción deben cuidarse mucho.

Con nosotros, la impresión y encuadernación de libros es fácil, cómoda y el resultado está siempre garantizado. No lo dudes, pide tu presupuesto para tu publicación y quedarás encantado con el producto.

Imprime tu libro en Gráficas Netor, no te arrepentirás

Si necesitas más información sobre impresión y encuadernación de libros, pide tu presupuesto en nuestra página web. Podemos hacer cualquier cantidad pero recomendamos hacer un mínimo de 200 ejemplares pare obtener un precio unitario muy económico.

La impresión de un libro se debe realizar con el máximo cuidado posible. El resultado debe ser atractivo para quien lo compre. En nuestra imprenta especializada en impresión de libros, ¡la publicación quedará perfecta!

Contacto